DE LA FASE LACTANTE AL DESTETE

La importancia de la fase lactante ha sido consistentemente demostrada en numerosos estudios desarrollados durante los últimos años, los cuales han encontrado una relación positiva entre mayores ritmos de crecimiento y salud durante esta etapa y la futura producción lechera. Es por esto que, durante esta fase, se debe combinar un buen programa nutricional (con el suministro de leche y pienso de iniciación, ambos de alta calidad) con un buen programa de prevención y control de las enfermedades que con más frecuencia afectan a las terneras.