LA MONITORIZACIÓN DEL VACUNO DE CARNE COMO ESTRATEGIA PARA EL INCREMENTO DE LA RENTABILIDAD DE LAS EXPLOTACIONES

DICIEMBRE 2022 | BIENESTAR

El principal reto de los productores de vacas nodrizas no es otro que conseguir tener una actividad con unos márgenes adecuados y hacer que las explotaciones sean realmente sostenibles.

Para ello, no solo debemos tener en cuenta los insumos, sino que también, una buena supervisión de los aspectos reproductivos, sanitarios y alimentarios repercutirá directamente sobre los ingresos a final de mes.

Los factores que más afectan a la viabilidad financiera de una explotación de vacas nodrizas son la alimentación y la reproducción del rebaño (Jimeno y Castro, 2010). Mientras que los principales ingresos que aporta esta actividad provienen de la venta de terneros (>50%), animales de desvieje (12%) y subvenciones (30%) (Jimeno y Castro, 2010). Por lo que el número de terneros destetados cada año es claramente un factor determinante a la hora de lograr una cuenta de resultados positiva.

Principales beneficios de la monitorización:

1. Reducción del intervalo entre partos con el objetivo de alcanzar un ternero/año. La gran precisión de la detección de los celos proporciona un horario óptimo a la hora de realizar la inseminación artificial en el caso de que no exista monta natural. Este beneficio va asociado a un aumento de la fertilidad del rebaño.

Figura 1. La ventana de inseminación muestra el momento óptimo para la inseminación y el índice de celo indica la fiabilidad del celo

En el caso de rebaños donde se realice monta natural, quedará registrado el día en el que el animal ha tenido un celo. De forma que, si el animal no vuelve a ciclar, es muy posible que haya quedado gestante y tras la confirmación del diagnóstico por parte del veterinario podremos predecir la fecha de parto esperado, lo que nos permitirá trabajar con lotes o prestar especial atención a los animales en preparto.

Además, la detección de celos silentes o de corta duración, la detección de abortos, la reducción de mano de obra y la identificación de aquellos animales que requieran especial atención son otros aspectos que nos ofrece la monitorización a nivel reproductivo. Todo ello, repercutirá positivamente en los ingresos de la explotación.

2. Detección de problemas de salud, anticipándonos a la aparición de sintomatología clínica evidente. Esto permitirá avisar al veterinario de forma precoz y reducir el impacto de la enfermedad y la mortalidad. La visualización de los gráficos individuales del comportamiento del animal nos dará información de cómo responden a los tratamientos, lo que nos permite mejorar la eficiencia de los mismos. La monitorización de parámetros como la rumia, actividad o ingesta, combinada con los informes de previsión de partos, nos proporciona información de las vacas antes, durante y después del parto, pudiendo tomar decisiones de inmediato cuando así se requiera.

Parto

Figura 2. Alerta de salud preparto.

La monitorización individual de las vacas durante los primeros 30 días postparto proporcionará información de la evolución de estas tras el parto.

3. Disponer de información del grupo que nos permite la toma de decisiones oportunas relacionadas con el bienestar, la nutrición, el estrés por calor y otras estrategias de gestión de la explotación.

Vaca multípara con ingesta media de 250 min/día
Novilla con ingesta media de 550 min/día

Figura 3. Explotación en extensivo con suplementación con ensilado, donde se observa problemas de competencia por la comida. Como consecuencia, las novillas dedican más tiempo a la ingesta de pasto para satisfacer sus necesidades que las vacas multíparas, cuya alimentación principal es el ensilado

Tener controlados a los animales de forma continua proporciona al ganadero la tranquilidad de poder realizar otras actividades al tiempo que se mantiene conectado a la granja desde cualquier lugar y en cualquier momento. De forma que puede optimizar las acciones a realizar para incrementar la rentabilidad de la explotación.

CONCLUSIONES

La monitorización es un sistema de control del comportamiento de los animales que nos proporciona datos con los que podemos predecir su estado fisiológico y posibles problemas de salud.

El sistema SenseHub® permite al ganadero conocer el estado productivo y de salud de cada animal y del rebaño desde el dispositivo móvil, en cualquier momento, los 7 días de la semana. Los datos generados permiten una mejor toma de decisiones y facilitan la gestión de la granja a través de las alertas del sistema, que nos permiten optimizar el tiempo y recursos dedicados a cada tarea y nos avisan de forma precisa sobre los celos, animales sospechosos de enfermedad o posibles problemas a nivel de grupo.

El sistema SenseHub® es una herramienta que contribuye por tanto a la tranquilidad del ganadero, al tiempo que le ayuda a tener animales más sanos y granjas más rentables.

 PREVENCIÓN |  VACUNO | SALUD |  RENTABILIDAD  | FUTURO



Artículos relacionados