La producción ganadera orbita alrededor de la reproducción. Sin embargo, a pesar de los avances científicos, el fallo reproductivo continúa siendo la principal causa de desecho involuntario en el ganado bovino. En este post te contaremos por qué es tan importante diagnosticar el aborto y cuáles son los diferentes tipos de pérdida de gestación existentes.

Para lograr una reproducción de éxito el primer paso consiste en conseguir que la vaca parida o la novilla comiencen a ciclar regularmente, y el segundo, en cubrirlas con monta natural o inseminación artificial en el momento adecuado. Pero desde la fecundación hasta el parto, e incluso unos días después, son muchas las causas por las que se puede perder la gestación o el ternero, en el último caso.

El diagnóstico de la causa de la pérdida de la gestación es fundamental para poder aplicar las medidas preventivas pertinentes. Pero ese diagnóstico no es nada fácil. Dada la importancia y dificultad del diagnóstico tenemos que usar todos los recursos que tengamos para alcanzarlo: clínicos, epidemiológicos, patológicos, laboratoriales, etc.

Importancia de estimar el tiempo del aborto

Momento de pérdida de gestación

En lo que a la clínica y epidemiología se refiere, la determinación y definición exacta del momento de la pérdida es una herramienta de gran utilidad para poder llegar después al diagnóstico. Podemos diferenciar los siguientes momentos:

1. Periodo embrionario. Incluiría hasta el día 42 de gestación, momento en el que se completa la formación de los principales órganos del feto. En este periodo ocurren la mayor parte de las pérdidas de gestación. Se subdivide en:

  • Embrionario temprano

    Primeros 15 días tras la cubrición, antes de que haya reconocimiento materno de la gestación. Es aquí donde se da el mayor porcentaje de pérdidas embrionarias al ser muy difícil de diagnosticar, ya que las vacas vuelven a ciclar, y hacen celo a los 21 días de la cubrición por lo que esas pérdidas se achacan comúnmente a fallos en la fertilización.

  • Embrionario medio

    Del día 15 al 30 de gestación. Aquí se produce el reconocimiento materno de la gestación. Este periodo comienza con la formación del alantoides y termina completándose la elongación del corioalantoides.

  • Embrionario tardío-fetal temprano

    Del día 30 al 60 de gestación. Estrictamente hablando este periodo abarca los últimos 12 días del periodo embrionario y los primeros 18 del periodo fetal temprano. En este periodo se produce la placentación. Aquí se produce el mayor número de pérdidas diagnosticadas, ya que si se realiza el diagnóstico de gestación a los 30 y se reconfirma a los 60 días es muy fácil determinar el porcentaje.

2. Periodo fetal. Incluye el periodo entre los días 42 a 260 de gestación. Se divide a su vez en tres subperiodos:

  • Fetal temprano
    Del día 42 al 120
  • Fetal medio
    Del día 120 al 180
  • Fetal tardío
    Del día 180 al 260

3. Periodo perinatal. Este periodo incluye desde los 260 días de gestación hasta 30 días posparto. Se divide a su vez en:

  • Prenatal
    Desde los 260 días de gestación hasta la dilatación del canal del parto
  • Natal
    Desde el comienzo de la dilatación del canal del parto hasta la expulsión del ternero, se subdivide en otras dos:

    • Temprano: antes de que el ternero se encaje en el canal del parto
    • Tardío: desde que comienza a entrar en el canal del parto hasta que es finalmente expulsado
  • Neonatal
    Con posterioridad a la expulsión del ternero. Este periodo extrauterino se incluye en esta clasificación debido a que hay causas prenatales que afectan al ternero neonato. Se divide en dos:

    • Temprano: desde el nacimiento hasta 24 horas de vida (o 48 según otros autores)
    • Tardío: de las 24 horas a los 15 días de vida (o 28 según otros autores)

Tabla 1. Resumen de momentos de pérdida de gestación

Las distintas etiologías que dan lugar a la pérdida de la gestación pueden ajustarse a uno de esos periodos, por ejemplo, la brucelosis que causa abortos en el periodo fetal tardío; varios, por ejemplo, el IBR (rinotraqueítis infecciosa bovina) que causa abortos en los periodos fetales medio y tardío; o incluso a todos los periodos anteriormente descritos como sucede con el BVD (diarrea vírica bovina). Y lo mismo sucede con las causas infecciosas. Pero un patrón temporal determinado suele ser de gran ayuda a la hora de concretar un diagnóstico.

Tipo de pérdida de gestación

A su vez la pérdida de la gestación puede producirse de diversas maneras y esto también es de gran valor a la hora de realizar el diagnóstico.

1. Reabsorción embrionaria. Se pierde la gestación en el periodo embrionario sin observarse el concepto o sus membranas. Aunque este término es de uso común, la verdad es que el embrión, y más tarde este y sus membranas, puede ser expulsado fresco o descompuesto y pasar desapercibido debido a su pequeño tamaño.

2. Aborto. Se trata del feto nacido muerto antes de 260 días de gestación. A su vez puede presentar diversos tipos:

  • Aborto fresco
    Sus tejidos tienen una coloración normal. Es típico en abortos causados por luteolisis.
  • Aborto autolisado

    Sus tejidos están coloreados de tonos más o menos rojizos y las cavidades llenas de líquidos rojo obscuro. Todo ello son fenómenos de autolisis producidos por las propias enzimas fetales. Un ejemplo de feto autolisado es el que se ve en los abortos por IBR.

  • Feto momificado

    Los tejidos fetales, incluidas las membranas, están deshidratados y con aspecto de cuero marrón obscuro. Para que la momificación tenga lugar, el cuerpo lúteo y el cérvix deben permanecer intactos y dentro del útero no debe haber aire ni bacterias. Suele ocurrir entre el fin del primer trimestre y el principio del segundo. El virus del BVD puede producir fetos momificados.

  • Maceración

    En el interior del útero solo se encuentran huesos con o sin contenido purulento. Es producido por la digestión bacteriana de los tejidos blandos. Estas bacterias suelen llegar por vía cervical.

3. Prematuro. Se trata del ternero nacido vivo antes del periodo perinatal. Un feto puede nacer vivo con pocos meses de gestación, pero su viabilidad va a depender de la edad gestacional, a más edad más posibilidades de supervivencia.

4. Mortinato. Se trata del ternero nacido muerto después del periodo perinatal.

Tabla 2. Resumen de tipos de pérdida de gestación

En conclusión, recuerda que definir el momento y el tipo de pérdida gestacional será de gran ayuda para establecer el diagnóstico diferencial que ayude a orientar y llegar finalmente al diagnóstico.