DESTETE Y CRECIMIENTO

Lo que sucede tras el destete es vital para que se siga desarrollando el rumen y garantizar una buena transición a rumiante, sin la típica caída post-destete que se produce en algunas granjas. Se debe cuidar la transición tanto a nivel nutricional como social, realizando los cambios de forma progresiva para facilitar la adaptación, con ambientes confortables, fácil acceso a la comida y el agua, y aumento progresivo y sin dispersión de edad de los diferentes grupos de crecimiento.