En este post contaremos, de la mano del doctor Paul Williams (Reino Unido), la importancia de almacenar las vacunas a la temperatura adecuada. Tras realizar una investigación en torno a este concepto, Williams descubrió que la mayoría de las vacunas no se almacenan a la temperatura correcta en la nevera y terminan o a una temperatura muy alta o incluso congelándose.

El vídeo que incluimos a continuación muestra la investigación del Dr. Williams acerca de la importancia de revisar la nevera de la granja y almacenar las vacunas a la temperatura recomendada en el prospecto.