A lo largo de los últimos años se ha investigado mucho sobre la importancia de la fase lactante, y muy especialmente, sobre su repercusión a largo plazo en la vida productiva. A día de hoy, contamos con numerosos estudios que demuestran cómo tanto el encalostrado como la salud y el ritmo de crecimiento durante las primeras semanas de vida, tienen una clara repercusión sobre la futura producción lechera de la novilla (Faber 2005; Soberon y Van Amburgh, 2013).

Por ello, a la hora de recriar terneras es indispensable que éstas crezcan sanas. La diarrea y la neumonía son dos de las principales enfermedades que afectan a las terneras más jóvenes, por lo que implantar planes de prevención y estrategias de diagnóstico precoz, como el score diagnóstico propuesto por la Universidad de Wisconsin, nos ayuda a reducir el impacto de la enfermedad y a monitorizar los resultados de forma más objetiva.

El sistema de clasificación de Wisconsin permite diferenciar las terneras enfermas tanto de diarrea como de neumonía (SRB) en base a los signos clínicos:

SCORE DE NEUMONÍA: Identificación de animales enfermos de SRB

El sistema valora cinco tipos de signos que puntúa de 0-3. Las terneras que presentan al menos un signo clínico de los enumerados en la tabla, con una puntuación mayor o igual a 2 y una temperatura superior a 39,4ºC (invierno) o 39,6ºC (verano); o lo que es lo mismo, con una puntuación total igual o superior a 5 puntos, son las que se consideran enfermas mediante este sistema de puntuación.

Diagnóstico precoz neumonía

Mientras observamos a las terneras desde fuera de la caseta o box se puede valorar:

  • Orejas: la posición de las orejas y la cabeza respecto al cuello es el signo más relacionado con la patología respiratoria y, por tanto, el primero en el que debemos fijarnos. Relacionado con este signo, valoraremos la actitud de la ternera, que variará desde despierta y alerta hasta medio somnolienta y lenta de movimientos.
  • Ojos: El lagrimeo de ojos o presencia de legañas.

Para los siguientes signos, salvo que la tos sea espontánea o la secreción nasal sea evidente, será necesario entrar a revisar al animal.

  • Tos: para evaluar la tos, se debe apretar levemente la laringe durante unos segundos para ver si la ternera comienza o no a toser de forma inducida.
  • Nariz: para valorar la secreción nasal, se inclina el hocico hacia abajo y se observa la secreción que asoma por los orificios nasales.
  • Temperatura: mediante un termómetro se mide la temperatura rectal.

SCORE DE DIARREA NEONATAL: identificación de terneras con diarrea

El sistema clasifica las heces de 0-3: las heces tipo 2 se asocian a diarrea neonatal leve y las de tipo 3 a una diarrea más grave.

Score Wisconsin método precos neumonía

*Fuente original modificada del “Calf Health Scoring Chart” (Univ. Wisconsin)

BIBLIOGRAFÍA:

Faber S. N., PAS, Faber N. E., MCCauley T. C., Ax R. L. (2005) CASE STUDY: Effects of Colostrum Ingestion on Lactational Performance. The Professional Animal Scientist, 21:420–425

Soberon F, Van Amburgh M. E. (2013) LACTATION BIOLOGY SYMPOSIUM: The effect of nutrient intake from milk or milk replacer of preweaned dairy calves on lactation milk yield as adults: A meta-analysis of current data. J. Anim. Sci., 91:706–712

McGuirk S, Ollivet T. Score de diagnóstico de terneras «Calf Health Scoring Chart”, Universidad de Wisconsin

Autor