IA al parto


DE LA IA AL PARTO: INICIANDO LA LACTANCIA

La fase de cubrición es una de las etapas más cortas y que más pueden afectar al coste final de la novilla, ya que va a determinar la edad al primer parto. Se deben marcar unos criterios de inicio de la cubrición (edad, peso y altura y condición corporal) y partiendo de esa base decidir el programa o estrategias de trabajo para conseguir dejarlas gestantes lo antes posible. Así, podremos continuar trabajando después, durante la gestación, para conseguir los estándares marcados de crecimiento, peso, altura y condición corporal al primer parto y en definitiva garantizar la máxima producción.



Lactante al destete


DE LA FASE LACTANTE AL DESTETE

La importancia de la fase lactante ha sido consistentemente demostrada en numerosos estudios desarrollados durante los últimos años, los cuales han encontrado una relación positiva entre mayores ritmos de crecimiento y salud durante esta etapa y la futura producción lechera. Es por esto que, durante esta fase, se debe combinar un buen programa nutricional (con el suministro de leche y pienso de iniciación, ambos de alta calidad) con un buen programa de prevención y control de las enfermedades que con más frecuencia afectan a las terneras.



Destete y crecimiento


DESTETE Y CRECIMIENTO

Lo que sucede tras el destete es vital para que se siga desarrollando el rumen y garantizar una buena transición a rumiante, sin la típica caída post-destete que se produce en algunas granjas. Se debe cuidar la transición tanto a nivel nutricional como social, realizando los cambios de forma progresiva para facilitar la adaptación, con ambientes confortables, fácil acceso a la comida y el agua, y aumento progresivo y sin dispersión de edad de los diferentes grupos de crecimiento.